Una mujer ¿cuándo pierde sus derechos humanos?

DigitalMex - Periodismo Confiable

Publicado en Opinión

Una mujer ¿cuándo pierde sus derechos humanos?

Martes, 08 Octubre 2019 00:06 Escrito por 
Una mujer ¿cuándo pierde sus derechos humanos? Voz de Mujer

Existen voces que parecen no tener la posibilidad de ser escuchadas; sin embargo, el objetivo de este espacio, es ese, dar voz a quién lo necesita; dar voz a las mujeres que requieren ser escuchadas.

Este es el caso de Josseline, quien esta presá en el Penal de Almoloya de Juárez por el delito de robo de vehículo con violencia; su condena es de 18 años. Su mamá asegura que es inocente; sin embargo, en el juicio fue encontrada culpable.

Josseline quizá cometió un error; quizá estuvo en el lugar equivocado y con la gente no correcta; por ello tendrá que pagar una condena de la cual ya lleva dos años, ¿pero la condena lleva implicita la violación a sus derechos humanos?

Dos años que se supone son de readaptación social; pero la historia es muy diferente.

El pasado 14 de septiembre de 2019, Josseline fue castigada e incomunicada y trasladada a la 24 –celda de castigo- por protagonizar una riña y por estar bajo los influjos de los chochos, una de las drogas más comunes dentro del penal.

En este castigo no le permiten visitas, ni llamadas con su familia; sin embargo, Josseline fue sacada de la 24 a otra celda donde, ahí, el “Comandante” abusó sexualmente de ella de manera simultánea, con otros 4 custodios, dejándole graves lesiones vaginales y anales.

La familia de Josseline se enteró de este abuso gracias a la llamada de una presa que obtuvo su libertad, un par de días después de ocurrido el abuso animal.

Existe un acta levantada -683/19- en la Fiscalía Central para la Atención de Delitos Vinculados a la Violencia de Género del estado de México.

La madre de Josseline también relató que los llamados barcos –envíos de artículos personales del exterior al interior del penal- nunca llegan pues los custodios se quedan con ellos por instrucciones del “Comandante” que mueve muchos intereses al interior del penal.

Si bien, muchas de las y los recluidos que ahí están por cometer un delito merecen nunca más salir, otros más que están por una condena menor salen con odio, resentimiento y con ganas de venganza; quizá por eso el círculo de la delincuencia nunca termina, pues la readaptación social no existe, es más una universidad del crimen donde los delincuentes cada vez son más inhumanos y parece que los malos son más.

De los derechos humanos de las presas no hablamos, pues al interior del penal no existen, Josseline es muestra de ello.

#DigitalMex

#DerechosHumanos

#VozDeMujer

Visto 856 veces
Valora este artículo
(2 votos)
Lupita Escobar

Voz de mujer